William Shakespeare

 

Los versos del loco

 

Poemas del Bufón en El Rey Lear

de William Shakespeare

Traducción de Antonio Fernández Lera

realizada por encargo del Teatro de la Abadía de Madrid

Madrid, junio de 2002

 

 

 

I

Guarda más de lo que enseñas

y di menos de lo que sabes;

presta menos de lo que tengas

y vete a caballo, no vayas a pie,

aprende más y piensa menos,

no te lo juegues todo a una sola carta;

déjate de borracheras y de putas,

no salgas de casa,

y así conseguirás

más de dos veces diez por cada veinte.

Have more than thou showest,

Speak less than thou knowest,

Lend less than thou owest,

Ride more than thou goest,

Learn more than thou trowest,

Set less than thou throwest;

Leave thy drink and thy whore,

And keep in-a-door,

And thou shalt have more

Than two tens to a score.

 

 

II

Al tipo aquel que te aconsejó

renunciar a tus tierras,

vamos a ponerlo aquí a mi lado:

supongamos que tú eres él.

Y así el dulce loco y el amargo

aparecen:

el uno aquí, vestido así,

y el otro allá, donde tú estas.

That lord that counsell’d thee

To give away thy land,

Come place him here by me

Do thou for him stand:

The sweet and bitter fool

Will presently appear;

The one in motley here,

The other found out there.

 

 

III

Nunca les había ido peor a los locos;

pues ahora los cuerdos están tarumbas

y no saben qué hacer con sus ingenios

ya que se comportan como simios.

Fools had ne’er less grace in a year;

For wise men are grown foppish,

And know not how their wits to wear,

Their manners are so apish.

 

 

William Dyce: King Lear and the Fool in the Storm, c. 1851

 

IV

Y sollozaron ellas con repentino gozo

y canté yo con profundo dolor,

por ver a semejante rey hacer el tonto

y ocupar un lugar entre los locos.

Then they for sudden joy did weep,

And I for sorrow sung,

That such a king should play bo-peep,

And go the fools among.

 

 

V

Tanto tiempo dio el gorrión de comer al cuco

que luego los cuquitos le arrancaron la cabeza a picotazos.

Y entonces la vela se apagó y nos quedamos a oscuras.

The hedge-sparrow fed the cuckoo so long,

That it had it head bit off by it young.

So out went the candle, and we were left darkling.

 

 

VI

A una zorra, si la pillan,

y a una hija como tú,

las llevarían al matadero,

si mi gorro diera para comprar la soga.

A fox, when one has caught her,

And such a daughter,

Should sure to the slaughter,

If my cap would buy a halter.

 

 

VII

Los padres que visten harapos

hacen ciegos a sus hijos;

pero los padres que tienen dinerito

verán hijos muy amables.

La fortuna, puta redomada,

no abre nunca su puerta a los más pobres.

Fathers that wear rags

Do make their children blind,

But fathers that bear bags

Shall see their children kind.

Fortune, that arrant whore,

Ne’er turns the key to the poor.

 

 

VIII

El tipo que sigue su juego servil y busca su ventaja,

y es fiel por pura formalidad,

hará la maleta en cuanto empiece a llover

y te dejará tirado en medio de la tormenta.

Pero yo no me voy; tu loco se queda,

que se vaya el sabihondo.

Majadero que huye, loco se vuelve;

pero este loco no es un majadero.

That sir which serves and seeks for gain,

And follows but for form,

Will pack when it begins to rain,

And leave thee in the storm.

But I will tarry; the fool will stay,

And let the wise man fly:

The knave turns fool that runs away;

The fool no knave, perdy.

 

 

IX

Quien protege su bragueta

pero no su sesera,

piojos criará en los dos lados;

por eso los mendigos nunca los echan en falta.

El hombre que se preocupa más

por su pie que por su corazón

no podrá dormir

por culpa de su callo.

The cod-piece that will house

Before the head has any,

The head and he shall louse;

So beggars marry many.

The man that makes his toe

What he his heart should make,

Shall of a corn cry woe,

And turn his sleep to wake.

 

 

X

Si todavía piensas un poquito...

tralarí, tralará, con el viento y con la lluvia,

deberás alegrarte con lo que te toque,

por muchos chuzos que caigan cada día.

He that has a little tiny wit,

With hey, ho, the wind and the rain,

Must make content with his fortunes fit,

Though the rain it raineth every day.

 

 

XI

Cuando los curas hablen mucho y hagan poco;

cuando en los bares vendan la cerveza mezclada con agua;

cuando los nobles enseñen corte y confección a su sastre;

cuando acaben en la hoguera los amantes en vez de los herejes;

entonces habrá en el reino de Albión

una gran confusión.

Cuando todo se juzgue según la ley; cuando ya no queden

escuderos endeudados ni caballeros pobres;

cuando las calumnias no lleguen hasta las lenguas

y los carteristas no se muevan como peces entre las multitudes;

cuando los usureros cuenten su dinero a la vista de todos,

y cuando las alcahuetas y las putas construyan catedrales;

entonces, y a ver quién vive para verlo,

la gente por fin usará los pies para moverse.

When priests are more in word than matter;

When brewers mar their malt with water;

When nobles are their tailors’ tutors;

No heretics burn’d, but wenches’ suitors;

Then shall the realm of Albion

Come to great confusion.

When every case in law is right;

No squire in debt, nor no poor knight;

When slanders do not live in tongues;

Nor cutpurses come not to throngs;

When usurers tell their gold i’ the field;

And bawds and whores do churches build

Then comes the time, who lives to see’t,

That going shall be us’d with feet.